Turismo

Salud

El territorio que describen y delimitan los ríos Ulla y Umia posee aguas termales de gran calidad. Ya conocidas por los celtas, fueron muy bien aprovechadas por los romanos que construyeron baños en Caldas de Reis y Cuntis. Por su temperatura y composición, contienen propiedades terapéuticas que las hacen ideales para combatir muchas enfermedades.

La riqueza termal se decubre, igualmente, en las fuentes de la vía pública. Al inicio de la Calle Real de Caldas de Reis aparece una fuente pública conocida con el nombre de As Burgas. Fue construida en el año 1881 y representa el surtidor más característico de todo el ayuntamiento, con aguas sulfuradas clorurosódicas, de ligera radioactividad y temperatura entre 40 y 48 grados centígrados. Esta fuente permite realizar la cura hidropínica, es decir, la ingesta de agua por vía oral.

En el casco antiguo de Cuntis hay fuentes de aguas termales con las propiedades propias de las aguas sulfurado-sódicas y bicarbonatadas-cálcicas, por lo que están especialmente indicadas para la artrosis, artritis, reuma y ciática. Algunas de estas fuentes son la “Burga do Foxo”, “Fuego de Dios” o la “Burga del Balneario”.

Pero las aguas termales no sólo sirven para prevenir y curar dolencias. Los centros dedicados a su aprovechamiento constituyen el lugar ideal para la relajación y el descanso. Los tres balnearios, dos en Caldas de Reis y uno en Cuntis, se encuentran en zonas muy favorecidas por la naturaleza y ofrecen actividades complementarias para el ocio.

Naturaleza

Los valles de los ríos Ulla y Umia ofrecen un amplio abanico de posibilidades para ocupar el tiempo libre y disfrutar de la naturaleza: rutas de senderismo, playas fluviales, cotos de caza y pesca, miradores, áreas recreativas, parques y jardines.

El agua es un elemento inherente al paisaje. Aparece en todas sus formas y posibilidades. Es la gran protagonista del territorio. El agua se presenta en cascadas vistosas y llamativas como el salto de Segade, en Caldas de Reis.

El río Cornide origina abruptos saltos de agua a su paso por el lugar de Laxes, en Moraña. El acusado desnivel y las grandes rocas de granito crean una imagen bien expresiva. Las cataratas del río Valga representan uno de los contornos más hermosos que se pueden visitar en el ayuntamiento del mismo nombre.

Además de la belleza de los ríos, la comarca dispone de siete playas fluviales con zonas de esparcimiento acondicionadas. El área recreativa de A Pontenova en la playa fluvial del Umia, con márgenes en los ayuntamientos de Cuntis y Moraña, dispone de superficie arbolada, lugar acondicionado para comidas campestres y servicio de alquiler de piraguas. La playa fluvial de Vilarello-Cordeiro, en Valga, ofrece la posibilidad de bañarse en aguas frescas que, a esta altura del río Ulla, reciben la influencia salada de la ría de Arousa. La playa fluvial de Portas se extiende a orillas del río Umia, con zonas apropiadas para el baño y la práctica de la pesca.

Cultura

Historia

Las tierras del Ulla y Umia poseen un rico patrimonio natural, arqueológico y monumental. Ya se las conocía en la antigüedad por ser “Tierra de aguas termales”. Así, dos de sus núcleos de población fueron denominados Caldas de Cuntis y Caldas de Reis por los romanos.

La zona alberga restos arqueológicos del período Neolítico y la Edad de los Metales. Hay buenos ejemplos de mámoas, necrópolis, castros, menhires y petroglifos. De época romana se conservan cerámicas, aras, estelas funerarias, vías y puentes. Es difícil adentrarse en los montes y senderos de cualquier parroquia y no tropezar con alguna de estas huellas de la Antigüedad.

Arte religioso

La zona es lugar de paso para los peregrinos que, desde el norte de Portugal y desde los puertos del sur de Galicia, caminan hacia Compostela siguiendo las viejas vías romanas. Los distintos caminos de las peregrinaciones dejaron en Galicia numerosas influencias culturales, cuya influencia se refleja en las iglesias románicas que entre los siglos XII y XIV se levantaron en toda la zona, ajustándose a las normas artísticas de las escuelas compostelanas. Pero además de románico, aquí se pueden encontrar otros estilos artísticos como el barroco y el neoclásico. Otra construcción típica que abunda es el crucero, reflejo del arte de los canteros, oficio de gran tradición y buen nombre en este territorio.

Arquitectura civil

La proximidad de estas tierras a Santiago de Compostela no siempre fue beneficiosa. El descubrimiento de la tumba del Apóstol trajo consigo grandes peligros para la zona. Por Europa se extendió la idea de que Compostela era tierra de grandes riquezas; por lo que en el Medievo muchas expediciones remontaron el río Ulla con el fin de saquear la urbe. Esto obligó a construir edificaciones de carácter defensivo a las orillas del río, como las Torres do Oeste en Catoira, verdadera enseña del territorio.

Arquitectura popular

Durante mucho tiempo la economía giró en torno al maíz. Por ello, las construcciones que más abundaban en la zona eran el molino, el horno y el hórreo, la construcción más importante de las casas de labranza gallegas. La mayoría de los molinos están situados en las riberas de los ríos, pero también hay los que utilizan la fuerza del viento o de las mareas. En el plano social, el molino se convirtió en lugar de reunión, sobre todo de los más jóvenes, que llenaban los tiempos de espera con bailes y cánticos.

Artesanía

La cerámica cesureña tiene su origen en la cerámica artística gallega de 1925. Las representaciones artísticas de este taller reflejan la cultura y tradiciones de la comarca del Ulla y la Galicia rural. Actualmente, estas piezas de cerámica se pueden encontrar en tiendas de arte y joyerías de Galicia y norte de Portugal. Además, en el taller de campaneiros de Badoucos-Caldas de Reis aún pervive el viejo oficio. Aquí se hicieron las campanas que repican en la catedral de la Almudena de Madrid.

Romerías

Gran variedad de fiestas y romerías se celebran durante todo el año en los siete ayuntamientos. Algunas tienen tradición de siglos, otras han alcanzado popularidad en los últimos años. En cualquier caso, la diversión y la buena comida están garantizadas.

Poxa dos Lacóns
2 de febrero
Valga

Romaría de San Lázaro
Domingo de Pasión
Pontecesures

Festa do Augardente e a Anguía
Último fin de semana de agosto
Valga

Festa do Lacón con Grelos
Domingo de carnaval
Cuntis

A Rapa das Bestas
2º domingo de julio
Moraña (monte Acibal en Amil)

Festa do Porquiño á Brasa
Último domingo de agosto
Moraña (Amil)

Festa do Roscón
Domingo de Ramos
Caldas de Reis

Festa do Carneiro ó Espeto
Último domingo de julio
Moraña

Festa da Terceira Idade
12 de octubre
Portas

Festa da Lamprea
Domingo de Pasión
Pontecesures

Romaría Vikinga
1º domingo de agosto
Catoira (Torres del Oeste)

Romaría da Virxe dos Milagres (Amil)
Domingo siguiente al 8 de septiembre
Moraña

Festa da Cultura Quente
1ª quincena de julio
Caldas de Reis

Romaría de Santa Xusta
19 de julio
Moraña