VIMER

La red VIMER ofrece un programa de vacaciones infantiles en el medio rural, dirigido a niños y niñas de 8 a 13 años. Es una iniciativa educativa auspiciada por la Unión Europea, que pretende introducir a los chavales de la ciudad en el entorno rural. Para conseguirlo, nada mejor que convivir unos días en el seno de una familia del pueblo o de la aldea.

La vida en el campo está llena de experiencias que amplían conocimientos y abren ventanas. Así lo reflejan los nuevos programas de enseñanza; por lo que las vacaciones en una casa de pueblo o aldea se convierte en la alternativa ideal para que los niños y niñas descubran otro mundo.

Correr por el campo con los compañeros, entrar en contacto con los animales, recoger huevos del corral, aprender cómo se hacen los alimentos tradicionales son algunas de las múltiples actividades que realizarán durante su estancia en el medio rural. Además, conocerán el entorno y las peculiaridades de la zona a través de excursiones y visitas.

En cada una de las cuatro comarcas que forman la red VIMER existe un programa de actividades diferenciado. Las características propias de cada zona exigen una propuesta diferente en cada caso,
pero la filosofía que las une es la misma. En definitiva, se trata de que los niños APRENDAN JUGANDO.


Las mujeres de la iniciativa VIMER en la Mancomunidad Ulla-Umia han formado una asociación que refuerza los vínculos entre ellas y su compromiso por dar el mejor servicio. Han seguido una preparación intensiva para conocer en profundidad las necesidades de los niños.

El programa de actividades combina juegos y tareas con excursiones y ocio muy variado. Las salidas y aventuras están dirigidas por monitores que se integran también en el programa. Se trata de personal especializado en tiempo libre, creación artística, turismo activo, manualidades, medio ambiente, etcétera.

Los monitores que trabajarán con los niños se dedican a la animación social con una especial atención a la naturaleza. Todos cuentan con la experiencia necesaria que garantiza su trabajo profesional.


Todas las actividades de la iniciativa VIMER se orientan a conseguir una toma de contacto de los niños con el campo y la naturaleza, de tal modo qeu nazca en ellos la curiosidad por saber más del medio rural.

Todas las familias que pertenecen a la red VIMER en Galicia poseen casas que responden al tipo de casa rural gallega. Los pazos y casas solariegas forman parte inseparable del paisaje y de la identidad de Galicia. En su origen, muchas de ellas fueron morada de la hidalguía rural. Las casas de labranza son confortables, aunque menos lujosas, y fueron construidas siguiendo un modelo arquitectónico que se ha conservado a lo largo de los siglos.

Las actividades están programadas por jornadas. A continuación, ofrecemos el programa para cuatro días que dibuja el perfil de lo que serán las vacaciones de sus hijos en tierras gallegas.


Actividades dirigidas por profesionales:

Mañana:

Empezará con actividades pensadas para que los niños y los monitores se conozcan entre sí, a través de juegos principalmente.

Después iremos de excursión, empezando por un poco de historia de la zona. Para ello, visitaremos los petroglifos de Cartas -inscripciones celtas realizadas sobre piedra con diferentes simbologías-, en Cardecide. Continuaremos con actividades relacionadas con el conocimiento de especies naturales propias de la zona, como la garza real o los pequeños tricópteros a la orilla del río Gallo. Por el camino hasta el prado veremos vacas frisonas u holandesas, y podremos avistar algún gorrión y otras aves que habitan estos valles.

Tarde:

Una divertida carrera de orientación en el Parque-Jardín de Caldas, que ayudará a los niños a conocer el medio y terminará en la pronunciada cascada de Segade.


Actividades dirigidas por profesionales

Mañana:

Tras la jornada de aproximación al entorno, trataremos de hacer unas casitas para algunos animales. Con restos de madera y otros materiales reciclables, haremos unas cajas-nido para pajaritos. En los ayuntamientos de la Mancomunidad hay lugares estupendos para realizar esta actividad, con mesas para trabajar en un ambiente campestre.

Tarde:

Iremos a Catoira, donde conoceremos las torres del Oeste al borde de la ría de Arousa. Son restos de una fortaleza medieval, que fue construida para defenderse de las invasiones vikingas. En esta zona veremos pequeños molinos de viento y subiremos al Mirador de Abalo para contemplar el Via Crucis de la Ruta Fluvial Jacobea.


Actividades dirigidas por profesionales:

Mañana:

En un área recreativa de la montaña haremos juguetes reutilizando botellas de refrescos, cajas y otros materiales. Comeremos de pic-nic y después visitaremos los agrestes y tormentosos saltos del río Valga.

Tarde:

Nos daremos un chapuzón en la playa fluvial de Portas.


Actividades dirigidas por profesionales

Visita a una de las ciudades históricas más hermosas de Europa: Santiago de Compostela. La excursión continuará por la tarde recorriendo el litoral de la ría de Arousa hasta llegar al pintoresco pueblo marinero de O Grove. Será un recorrido por un paisaje de excepción. Allí los niños podrán ir a la playa.

Los últimos tres días se dedican a actividades en las propias casas de aldea. Será en estas jornadas cuando los niños conozcan más en profundidad las tradiciones de la comarca, su modo de vida, los trabajos que tienen que ver con el campo y los animales. En definitiva, vivir en el medio rural.


Se puede elegir entre dos posibilidades de estancia: una semana completa o sólo un fin de semana. El precio de la estancia semanal es de 6.000 pesetas por día, mientras que en fin de semana el precio es de 8.000 pesetas por jornada. En este último caso los niños estarían dos días completos, desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la tarde.
Nota: En caso de que la recepción no sea en el domicilio, serán abonados por el usuario los gastos de desplazamiento desde el aeropuerto o estación hasta la casa asignada.


Solvencia y Garantía

En cada una de las comarcas VIMER se han seleccionado familias que han probado sus aptitudes para participar en esta iniciativa. En todos los casos se han controlado las condiciones de la casa y su entorno, así como la solvencia económica de la familia. En este proceso han intervenido profesionales acreditados: aparejadores, psicólogos y trabajadores sociales.

La madre ejercerá de cuidadora y educadora de los niños, funciones para las que se ha preparado expresamente en cursos de psicología, sanidad e higiene, dietética y nutrición, animación, conocimiento del territorio y primeros auxilios.

Todos los miembros de la familia se integran en el proyecto con gran ilusión y con la intención de que los niños se sientan como en su propia casa.

El caso francés

El programa VIMER viene avalado por el éxito de experiencias similares que se han extendido por diversos países europeos. El caso francés es muy significativo. En el país vecino funciona desde hace años la red turística Gites d’Enfants, en la que se enmarcan las vacaciones para niños en granjas rurales, con resultados ampliamente satisfactorios.

Cobertura

El programa VIMER está regulado por una serie de condiciones generales que recogen todos los aspectos relacionados con la estancia de sus hijos. En ellas aparecen estipuladas las inscripciones, forma de pago, reembolsos y responsabilidades de cada Asociación VIMER.